Un estudio corrobora que dieta y ejercicio preserva la salud y retrasa la pérdida de masa muscular hasta en un 70 por ciento. 

Gozar de una buena salud, aparecer más esbeltos y jóvenes depende en un 70 por ciento de nosotros mismos y solo en un 30 por ciento de la genética. Así lo pone de manifiesto la encuesta nacional sobre “Salud y vitalidad en la edad adulta en España”, realizada por Abbott. Las claves: seguir una buena alimentación y hacer ejercicio.

Una de las conclusiones del mismo, aunque no era objeto del estudio, es que los españoles somos unos optimistas ya que 9 de cada 10 consideramos que nos damos unos saludables hábitos de vida creencia no del todo cierta. Otro dato de interés que arroja la encuesta es que por lo general todos sabemos de la importancia del binomio buena dieta/ejercicio, pero que no la llevamos a la práctica o bien porque desconocemos los detalles o en más de la mitad de los casos porque no sabemos cómo hacerlo, pese a la cantidad de estudios que inciden en los mismos resultados y alientan a seguir los consejos.

Por otro lado, cabe resaltar que estética y buena salud a veces se confunden puesto que personas muy delgadas pueden presentar niveles de colesterol muy altos, así como otras anomalías de salud derivadas de una alimentación tan desordenada como poco saludable o escasa. Aclaraba que el 67 por ciento que asegura correr lo que hacen realmente es caminar. Teniendo en cuenta las salvedades de según la edad y el estado físico que se tenga, recomendó unos 20 ó 30 minutos al día de ejercicio, aunque elevó el tiempo a 55 minutos diarios si pretende considerarse una “persona activa” que mantiene a raya el paso del tiempo

Otros detalles que muestra el estudio es que las mujeres tienen una mayor preocupación por los diferentes problemas de salud en general y que en ambos sexos son los huesos y las articulaciones (63 por ciento), seguido por la angustia de la pérdida de funciones cognitivas las que más nos llenan de aprensión. En el caso de los hombres hay que añadir específicamente los problemas de corazón. Además, se considera que la coquetería femenina puede ayudar a conservar un mejor estado de salud.

Fuente: Acta Sanitaria