Se acerca la primavera y con ello empezamos a concienciarnos con el uso del protector solar (aunque lo correcto sería utilizarlo todo el año). Buscamos productos cómodos y de fácil aplicación ya que introducimos este paso en nuestra rutina diaria. Aunque comúnmente se piensa que solamente con el fotoprotector es suficiente para tratar la piel, esto no es así. Hay muchas variedades de fotoprotectores en el mercado, entre ellos, anti edad pero no es suficiente para tratar la piel como rutina diaria.

Una rutina diaria cómoda para empezar la primavera es el uso de ampollas con proteoglicanos que contienen vitamina C, proteglicanos y factores de crecimiento que nos ayudan a restablecer las fibras de colágeno que con el paso del tiempo se van deteriorando y seguidamente aplicamos nuestro protector solar.

Para conseguir un mayor efecto de nuestra rutina diaria debemos hacer por lo menos 1 vez a la semana una limpieza profunda para que los activos de nuestra ampolla puedan penetrar mejor.

La rutina de limpieza empieza con la exfoliación facial. Seguidamente aplicamos una mascarilla revitalizante, si tiene vitamina C mejor, ya que contiene potentes antioxidantes que neutralizan los radicales libres y nos dan luz a la piel y para finalizar aplicaríamos la ampolla de tratamiento diario seguido de nuestro protector solar.

En valencia, ahora que durante las fallas se tienen muchos excesos y pueden llegar a repercutir en nuestra piel y convertirla en una tez más apagada y cetrina. Podemos aplicar una ampolla flash antes del protector solar y así evitar que aparezcan en la piel los signos de cansancio y fatiga.