Es hasta ahora, nuestro servicio más novedoso, incorporado tras la gran demanda de nuestros clientes al respecto.
El test se realiza a través del Método de Biolectroresonancia y tiene como finalidad detectar las intolerancias alimentarias para cada alimento, aditivos y conservantes,así como la abrorción de  minerales y oligoelementos.

Las intolerancias alimentarias presentan características diferentes a las alergias, sobre todo por el modo en que se diagnostican y por el tiempo que se necesita para que se manifiesten los síntomas, aunque a veces los síntomas que se ponen en evidencia sean idénticos. Hasta ahora, la realización de este tipo de pruebas era costoso y complicado y, en general, llevaba mucho tiempo, lo que limitaba su difusión. La técnica funcional electro-cutánea (avalada por el uso de médicos, naturópatas y otros sanitarios especialistas) se une al uso de los puntos de acupuntura médica, (hoy en día científicamente codificada y médicamente aceptada), para dar lugar a este test de Bio-Electroresonancia de alto valor como Pre-Diagnóstico.

La corriente eléctrica de baja frecuencia generada por el equipo se mueve en el organismo a través del meridiano que conecta con el aparato digestivo y que localiza a través del punto  situado en el dedo índice de la mano derecha.

Este Test, bien realizado e interpretado, da una valiosa información al especialista en alimentación. Aunque no se puede describir una patología precisa, si se puede revelar y hacer sospechar estados bio-funcionales alterados.

La realización de este Test está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y personas con marcapasos o DAI incorporado.
Para su realización se deberá acudir al centro con un ayuno de mínimo 2horas y sin haber tomado ningún tipo de protector de estómago, ya que podría enmascarar algunos resultados.