La coenzima Q10 es una sustancia parecida a una vitamina liposoluble que existe de forma natural en todas las células del cuerpo y que resulta imprescindible para la producción de energía en las células. Pertenece a la familia de las ubiquinonas, sustancia cuyo nombre hace referencia a que están prácticamente presentes en todos los organismos vivos.

Su función principal es bioenergética  (producción de energía), ya que, la presencia de coenzima Q10 es necesaria para convertir la energía de los hidratos de carbono y los lípidos en energía utilizable por las células. Otra funcion importante es la de proteger a las células, tejidos y órganos de la acción oxidante y perjudicial de los radicales libres, que están implicados en los procesos de envejecimiento y en el desarrollo de problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Los alimentos que más concentración de coenzima tienen, según un estudio, son las carnes rojas, las carnes de ave y el pescado. Aunque, en circunstancias normales, y debido a la biosíntesis endógena de los tejidos, no hace falta un aporte exógeno de esta coenzima (aparte del dietético), hay circunstancias en las que si son necesarias como: envejecimiento, estrés, enfermedades gástricas, niveles bajos de vitaminas del grupo B,C,E y Se,  la toma de medicamentos como estatinas (para disminuir el colesterol), tabaquismo, alcohol, mala alimentación, entrenamiento físico intenso y un sobreesfuerzo mental.

La falta de Coenzima Q10 se manifiesta, generalmente, con sensación de falta de energía, aparición de fatiga, dolores musculares, calambres, hipertensión, diabetes y hasta cardiopatías.

Para concluir, según la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) los estudios toxicológicos realizados no han mostrado efectos adversos, por el consumo extra de la coenzima Q10. Por ello, se recomienda en todos los casos expuestos anteriormente, la toma de este producto para tener una vida más saludable.