En España, según el estudio ENRICA, 19,5 millones de personas tienen el colesterol elevado. Un 23,7% de esta cifra toma estatinas para reducir los niveles de colesterol.

El problema, es que el colesterol no es una enfermedad en si misma, si no un factor de riego de enfermedad cardiovascular. Hay que tener en cuenta, que no siempre un nivel elevado representa un riesgo cardiovascular elevado, y deberíamos tener en cuenta otros factores antes de comenzar a tomar una estatina.

Las estatinas son fármacos que se utilizan para tratar el colesterol en sus distintas formas, y son unos de los medicamentos más recetados en todo el mundo. Desafortunadamente, muy pocas saben acerca de la necesidad imperiosa de tomar la coenzima Q10 en conjunto con ella, para amortiguar los efectos adversos de estos medicamentos.

Las estatinas están relacionadas con una amplia gama de efectos secundarios, los más comunes, los problemas musculares y daño muscular (incluyendo el músculo cardíaco), pero también problemas neurológicos (incluyendo pérdida de la memoria), daño nerviosos, degeneración de la enzima del hígado, fallo renal, niveles elevados de glucosa en la sangre, problemas de tendones, anemia o disfunción sexual .

Las estatinas bloquean varias vías bioquímicas en la producción de colesterol con lo que resultan  excelentes para eliminar el colesterol, pero en el mismo proceso, inactivan otras vías bioquímicas. Una de esas vías es una vía CoQ10.

Cualquier persona que tome una estatina debe preocuparse por la disfunción del sistema inmunológico , ya que las estatinas producen una disminución de los niveles de CoQ10 y esta es uno de los nutracéuticos o enzimas naturales parecidas a las vitaminas, que se producen en el cuerpo que apoyan al sistema inmunológico . Si la CoQ10 disminuye, es sistema inmunitario se deprime.

Además, la CoQ10 trabaja en las mitocondrias, que son como pequeñas “centrales térmicas” que aportan a los músculos la energía necesaria para poder contraerse. La CoQ10 resulta fundamental para que nuestros músculos funcionen, y el corazón es el músculo vital por excelencia.

Si está tomando una estatina, necesita tomar diariamente entre 100 y 200 mg de CoQ10 o ubiquinol. No puede obtener la suficiente de su alimentación. Consulte a su médico o farmacéutico para que valore la necesidad real de la toma de estatinas y le oriente sobre una suplementación adecuada según sus necesidades.