El magnesio es uno de los minerales más importantes para nuestro bienestar, y sin embargo, no tomamos la suficiente cantidad.

La falta de magnesio conlleva una falta de energía, fatiga, ansiedad, niveles de estrés altos, rampas, tensión alta, problemas para dormir… Lo interesante es que la mayoría de nosotros no estamos ni tan siquiera cerca de tomar la cantidad diaria de magnesio recomendada, lo que nos lleva a despertarnos por la noche, tener dolores musculares y tensiones en el cuerpo

El magnesio es uno de los minerales más importantes y necesarios para muchas reacciones en nuestro cuerpo. Otra de las principales funciones de este mineral es ayudar a la conciliación del sueño ya que nos ayuda a relajar nuestra musculatura.

De forma natural, este mineral se presenta en forma de cloruro de magnesio, presente en pequeñas cantidades en la gran mayoría de los alimentos, aunque en algunos alimentos sí que está en una cantidad importante para nuestras necesidades. Algunos de ellos son: frutos secos, pescado azul, espinacas, algunas semillas como las de calabaza, cacao, chocolate puro y hierbas como el cilantro y cebollino.

Hay veces que con la cantidad de magnesio que presentan los alimentos no es suficiente para algunas personas y por eso es necesario recurrir a la suplementación. El magnesio que mejor se absorbe y llega a realizar su función es el que está en forma de glicinato. Se recomienda tomarlo por la mañana y por la noche. Con esto ayudaremos al cuerpo a que coja energía por la mañana y ayudar a la relajación muscular por la noche facilitando el sueño.