Empieza la temporada de verano y ,con esto , el acudir de manera asidua a sitios como piscinas y playas para tomar el sol y refrescarnos. De vez en cuando, vemos por las playas del mediterráneo animales como las medusas que son atraídas por las corrientes o por las temperaturas de las aguas. Su presencia hace que en ciertas épocas de verano aumenten los casos de picaduras.

Cada vez está habiendo más presencia de medusas en las costas del mediterráneo y aunque no son de las más peligrosas del mundo una picadura te puede producir mucho daño ,por lo que, si podemos evitar sus picaduras mejor.

Las que aquí suelen causar más picaduras son de la especie Pelagia noctiluca, que no pertenece al mismo grupo de medusas más peligrosas que están presente en mares tropicales

A continuación, os vamos a dar algunas recomendaciones que hay que llevar a cabo si se produjera una picadura de medusa:

  • Limpiar la picadura con suero o agua de mar
  • Aplicar hielo para disminuir la hinchazón de la picadura
  • Aplicar, en el caso que se pueda, alguna crema con antiinflamatorio o corticoide
  • Utilizar productos como el aceite esencial de espliego macho para reducir el eritema en la piel. Es un antídoto natural para venenos, con acción desinfectante, anestésica y cicatrizante (2 gotas cada 5 minutos durante 30 min)
  • No usar productos como vinagre ya que favorece a las células urticantes y como consecuencia la liberación del veneno
  • No lavar ni frotar la picadura con agua dulce
  • Si el dolor o hinchazón persiste acudir al médico